¿Se puede estar alegre con dolor?

Siempre me ha resultado complicado estar alegre cuando algo me duele. De hecho el carácter se me amarga y me quejo todo el rato…, ¡aunque quiera no hacerlo! Sin embargo, paradójicamente, esta vez está siendo diferente, al menos por momentos.

Digo diferente porque a pesar del dolor, que suele ser fuerte, y que sólo a ratos consiguen aliviar, me siento más feliz y contenta que nunca. ¡Noto tanto que estáis todos rezando mucho por mí y que esa “energía” (la Gracia del Espíritu Santo) me invade por completo y tira de mí para arriba y me sostiene que solo me sale dar gracias a Dios por inventarla y a vosotros por provocarla con vuestros rezos.

Y pensaréis, ¿cómo puede estar tan contenta?

Todos llevamos en el corazón miles de preocupaciones que nos hacen sufrir por no poder hacer nada para facilitar que se resuelvan: enfermedades, necesidades laborales, económicas, problemas matrimoniales…no sé si me explico, vemos sufrir a quienes queremos y querríamos poder hacer algo más para ayudarles pero no vemos opción. “Solo” podemos rezar por ellos y vamos tan corriendo por la vida que hasta eso sentimos que hacemos mal…

Pero yo ahora, al verme en la cama con mi dolor, Dios me hizo ver la suerte que tenía. ¡Por fin podía ofrecer algo para sacar todas aquellas cosas adelante! Entendí la gran verdad de que los enfermos son quienes sacan adelante la Iglesia…

Me siento como el cirineo que ayudó a Jesús a llevar la Cruz. Serían solo unos metros, pero la satisfacción es brutal. ¡Soy muy afortunada!

Por supuesto, será El quién decida si mis intenciones son las más importantes, o quizá lleve mi ofrecimiento a otras personas que lo necesiten más pero me siento dichosa de saberme colaboradora suya.

También ahora me doy cuenta de que aunque en el día a día no soy tan consciente de ese poder que nos ha dado Dios de pedir por los demás ofreciendo nuestro dolor, de hecho, también se da en la vida ordinaria. Cuando contestamos con cariño a los demás aunque estemos cansados; o cuando lavamos los platos venciendo la pereza; nos esforzamos por hacer bien nuestro trabajo; nos quejamos menos del clima o pasamos rato con una amiga que lo necesita.

Ya veis, en resumen, que todo lo que hacemos durante nuestro día, si lo ofrecemos a Dios desde el fondo de nuestro corazón, mueve montañas. Y también el dolor, aunque a priori pueda parecer un sinsentido total…Porque Dios nos quiere tanto que nos regala ese poder aunque no lo merezcamos y saca el bien incluso del mal.

Pd. Aprovecho para deciros que voy mejorando y que no tengo nada importante, sólo dolor que ya pasará, para que no os preocupéis pero sigáis rezando 😉

Autor: inesita

Mujer, comunicadora y mamá de 4 angelitos. Apasionada del DIY, repostería, craft,... y bloggera desde hace nada. La familia y Dios son los pilares de mi vida. Creo firmemente que mi felicidad depende al 100% de mi relación con ambos así que dedico parte de mi día a cuidarlos, conocerlos y quererlos. ¡Y disfruto mucho compartiendo mis reflexiones con vosotros!

2 comentarios en “¿Se puede estar alegre con dolor?”

  1. Una gran verdad… el que nos encontremos flojas, débiles y demás es un derecho que también tenemos que saber expresar adecuadamente y más a los y las que tanto nos quieren y queremos por que de está manera conseguiremos también sentirnos comprendidas y hacerles ver que no pasamos por el mejor momento manteniendo la cercanía a través de una mirada, una sonrisa, un abrazo, una escucha…, intentar mantener la paciencia dejando de lado nuestra parte oscura ( dolores, dificultades., problemas) ayuda a mantener un mayor bienestar!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Lorena. Me gusta mucho tu comentario y la mención a la paciencia. ¡Cómo cuesta dejar a un lado las preocupaciones y disfrutar de los que nos rodean! Pero, como bien señalas, es la clave para mantener el bienestar. Muchas gracias!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s