Víctima o protagonista de tu vida. En tus manos está

Estoy derrotada. Cansada, desanimada, dolorida, triste, … este cuerpo tira de mí para abajo como nunca antes lo había hecho.

Y veo a mi alrededor personas como Cristina, de la que os hablé hace poco en este post, y me sorprendo. Porque a pesar del dolor sus sonrisas permanecen. Pelean cada día como si la enfermedad o el sufrimiento no estuvieran en sus vidas y me admira.

Laura, Cristina, Raquel, Luisa, Lola, Jorge, Daniel, Lucía, Marions&Luis, Carmen, Esther, Mónica, Elisa, Rocío, María, Arancha, Teresa, Jorge, Miguel, … ¡son tantos!

Soy consciente de que la fuerza de estas personas viene de Dios. Es sobrehumano sentir lo que sentimos al despertar y ser capaz de sonreír, salir a la calle, jugar con los niños o ir a la pelu. Yo no tengo ganas (ni fuerzas) para nada.

Pero también es verdad que los meses pasan y veo cómo mis hijos van creciendo y la de horas que me estoy perdiendo sin ellos, y no me gusta. No sólo por ellos, tampoco por mí. ¡Quiero verles crecer y disfrutar con ellos!

Así que he pensado que voy a centrarme en cambiar mi actitud más que en solucionar un dolor que no se va, que hace lo que le da la gana y que por más que me empeñe no tiene solución.

Y le pido ayuda a Dios porque yo sola no puedo. Me siento INCAPAZ.

Quiero darle la vuelta a esto. Dejar de ser víctima para ser protagonista de mi vida. Ser capaz de disfrutar con lo que tengo y con lo que soy, aunque no sea lo que yo había soñado.

Porque no quiero perderme ni un minuto más de deberes, de torres con cubos, de dibujos, de arcoiris.

Es verdad que no puedo hacer lo que hacía, que no puedo trabajar (¡cómo me cuesta no hacerlo!) pero puedo sonreír, seguro que sí. Quiero creer que sí porque ver que otros pueden me llena de esperanza, así que #whynot?

Para los que, como a mí, os ha tocado una enfermedad crónica que parece estar robándonos la vida hoy os digo (y me lo digo a mí la primera).

Céntrate en el hoy y el ahora, pelea por estar ese rato que no quieres perderte, haz los deberes o lee en la cama con tus peques; pero no tires la toalla.

Un poco cada día, no somos superwomen ni queremos serlo. Queremos simplemente volver a ser dueñas de nuestras vidas.

Y porque me siento incapaz de hacerlo sola, porque este cuerpo tira y mucho para abajo, os pido una oración por mí y por quienes después de leerme también quieran cambiar.

¿Qué tal un acordaos? para que la Virgen interceda y me -nos- permita disfrutar mi vida tal y como es. Sin cambiar nada, sin frustración, felices con lo que somos y tenemos.

GRACIAS

Autor: inesita

Mujer, comunicadora y mamá de 4 angelitos. Apasionada del DIY, repostería, craft,... y bloggera desde hace nada. La familia y Dios son los pilares de mi vida. Creo firmemente que mi felicidad depende al 100% de mi relación con ambos así que dedico parte de mi día a cuidarlos, conocerlos y quererlos. ¡Y disfruto mucho compartiendo mis reflexiones con vosotros!

3 comentarios en “Víctima o protagonista de tu vida. En tus manos está”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s